Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2021

Fibromialgia: cuando el cuerpo se quiebra por dentro.

Dicen que “ una imagen vale más que mil palabras ” y lo cierto es que solemos alimentar  la realidad de lo que vemos e ignorar o minimizar lo que no, por eso una pierna escayolada es un hecho rotundo e indiscutible y un fuerte y continuado dolor en todo el cuerpo no pasa de ser el mero comentario de quien lo sufre. La fibromialgia no se ve, no como una pierna fracturada, por eso es fácil recomendar “ anímate, no será para tanto, pon un poco de tu parte, tómate algo y ven a dar una vuelta…. ” y mil consejos más que jamás daríamos a alguien con muletas.   https://afibrom.org/ La fibromialgia es una enfermedad invalidante y crónica generadora de un dolor constante y generalizado acompañado de fatiga, entre otros síntomas. Reconocida como enfermedad en 1992 por la Organización Mundial de la Salud, afecta entre el 2% y el 6% de la población: “ Toda persona de cualquier clase social, forma de ser, edad, sexo y punto cardinal describe la enfermedad de la misma manera, con los mismos síntoma

Se está mejor en Casa que en ningún sitio.

"¡Se está mejor en Casa que en ningún sitio!, ¡se está mejor en Casa que en ningún sitio!". Repite la pequeña Dorothy  antes de, por arte de su propia y maravillosa magia interior, volver a su casa en Kansas, junto a tía Emma y tío Henry, tras conocer al increíble mago de Oz. No podemos estar más de acuerdo con ella, lástima que a veces, nuestro camino de baldosas amarillas  parece interminable y volver a nuestra casa se convierte en un largo y complicado viaje. La tarde del 9 de enero de 2014, se celebraba una preciosa fiesta en la Casa Ronald McDonald de Málaga : grandes y pequeños ocupaban el salón, sonaba una dulce melodía y yo me presenté allí con mi mochila a la espalda, dispuesta a pintar sonrisas. Nunca olvidaré aquel momento: los pequeños, muchos bebés, miraban embelesados a sus personajes de dibujos favoritos... Volví sobre mis pasos, salí hasta la puerta, recordé la razón de mi visita y entré de nuevo: ya nunca más abandoné la Casa, ni la Casa a mí.  Fuente Foto: